Giuseppe Sirugo

Biografia

Giuseppe Sirugo (Torino, 14 agosto 1973 -), o da l'acronimo GseSro é un occasionale scrittore, recensore di libri e biografo-web italiano. Idealista del "Freestyle write" (senza animo di lucro).
La sua volontà per scrivere è uno svago, dovuta a un abuso di lettura accumulato durante differenti anni. Generalmente privilegia la letteratura latinoamericana ma ritiene che altri generi letterari non guastano il tempo dedicato alla lettura.

Vedi tutti i suoi post
Vedi tutti

Ultime recensioni inserite

Storia dell'eternità - Jorge Luis Borges

Soy de la opinión que cada persona que lee un ensayo el tema tratado lo asimila de propia interpretación. Incluso diferente de lo que pretendía el escritor. El libro "Soria dell'eternità" si se mira superficialmente puede parecer sin sentido, cuando una lógica la tiene: se trata de tramas que la mayoría de los poetas estudian, o habrán estudiado, se mueven sin tropezar y sobre todo sin caer en el banal.

En los escritos originales de Las Kenningar sobre el cuento "La metáfora" el autor analiza el atractivo poético desde un punto de vista germánico. Compara las metáforas presentes en la antigua saga islandesa con las de siglos posteriores, para observar que las mismas se repiten: "Veo algo como veterano, absurdo de cualquier propósito en poder elaborar nuevas metáforas. De Lugones y Baudelaire sospeché, no es que en Islandia hicieran menos los poetas de la corte". Además de esto encontró más interpretaciones con el libro "Le mille e una notte" ya que cree que se pueden comentar distintas versiones antiguas que pertenecen a la colección de cuentos orientales: en esta ocasión cree que los diferentes personajes, en función a la traducción que se atribuye al libro, pueden resaltar algunos aspectos en lugar de otros.
Sin mucha dificultad se hace evidente que el libro storie dell'eternità puede aludir a un ensayo ilimitado en su propósito. Y que entre los innumerables libros ciertamente no es el mejor para hacerse una idea de las cualidades ensayísticas de Borges, a pesar que el libro es solo una parte de la obra ya que incluye: La doctrina de los ciclos y El tiempo circular. Además, como consecuencia de las ediciones posteriores del original, Borges cree que el lector puede imaginar diferentes aspectos, que en su caso obviamente pueden depender también de la edición que el lector tiene en sus manos.

El autor con clara distancia elimina el concepto del tiempo para hacer juegos malabares sobre la lógica de la eternidad, y lo hace desde un punto de vista platónico, cristiano, nitzscheniano. Según el mismo Borges en el prólogo de la eternidad su punto de vista puede ser un espléndido artificio que libera al lector, aunque sea fugazmente, de la intolerable opresión de lo que debe suceder. El poeta ironiza su posición y satiriza la literatura, pero al mismo tiempo se contradice por qué cree que la vida de los vivos es pobre y no puede ser inmortal: desde esta perspectiva, Borges no presta atención a la cantidad de años que una persona puede permanecer viva porque su conexión se refiere al intelecto de la persona. A la vez, contradiciendo lo que esta escribiendo, añade que fundamentalmente en la vida ni siquiera hay certeza que sea una vida pobre. No solo eso escribe. Se repite y se renueva al mismo tiempo, dado que el borrador entretanto que avanza muestra facetas diferentes y quizás más accesibles: a partir de lo que podría ser una duración global del fluir de las cosas, Borgers empieza a burlarse del conocimiento que el "tiempo" tiene de sí mismo. Y lo está haciendo utilizando una metáfora en la literatura: ¿El tiempo es finito o infinito? ¿Se repite? […] Probablemente años después de la publicación del libro el mejor comentario fue escrito por parte del autor argentino mismo: «Es un libro interesante por los temas tratados más que por lo que digo sobre ellos».

MIENTRAS TANTO ...

Durante el año 1936 Borges trabaja en una biblioteca de un barrio de Buenos Aires: en la representación topográfica del barrio donde el ensayista realizó su tarea, él se recortaba un pequeño espacio entre hortalizas y tierras baldías. Era el tipico lugar donde el tiempo junto con las horas y los minutos nunca pasaban. Todo parecía detenerse en un instante. En esta tranquilidad circundante solo el viento fue lo que agitaba cosas. Había una brisa que silbaba a través de los árboles circundantes, trayendo consigo el olor a madera quemada de los campos cercanos. Y desde esta representación externa que el escritor extrajo su propio estilo que en un futuro cualquiera hubiera conocido como borgesiano: el pensador capaz de imitar las ideas y formas de sus antecesores. Quería inducir al lector a hacer declaraciones contradictorias. Pero según él estas declaraciones fueron intelectuales, porque sabía que en armonía con su forma de ser un poco supervisoraera el único fundador de su estilo.
Todos los escritos del preguerra Borges quiso considerarlos como material literario porque a sus ojos la teología y la metafísica eran o podrían haber sido crónicas de un personaje llamado a vivir por la eternidad: en este sentido, con unas frases que intercalan a la que es una vida infinita, el escritor supervisó notablemente sus acontecimientos y de manera relativamente sencilla se propuso con el devolver estos episodios. Sin embargo todo esto lo hizo sin la prohibición de haber añadido una digresión sobre la metáfora; refiriéndose a las traducciones del libro Las mil y una noches y El arte del insulto. Porque con un propio sentido sobre la medida, el proceso desarrollado por Borges fue ironizado frente lo que era su pedestal de reclamación hacia la realidad. Y con fuerza disruptiva, o quién sabe, en este caso quizás por una voluntad caprichosa, quiso considerar que la época en la que vivía y la cultura que había acumulado hasta entonces sería solo un género literario.

El libro es agradable y fluido para leer: dicho esto, el lector debe ser consciente que está hojeando páginas de un libro que el mismo autor ha promovido con con ilustraciones desde distintos puntos de vista y sin dar respuestas sobre el tema tratado.
En conclusión, el lector se enfrenta a una razón de cultura que habla por escrito, y nada que hacer con lo que puede ser una investigación literaria minuciosa. Por efecto moral Jorge Luis Borges está narrando lo que estaba pensando en ese momento, o quiso pensar desde un aprendizaje difícil: más allá de los límites accesibles u del pragmático, los temas tratados quedan un alcance de cualquiera. Así que la brevedad del contenido, que ciertamente no beneficia a los lectores que buscan el lado poeta de Borges, favorecerá los que quieran leer Storia dell'eternità.

R: Big bang - Simon Singh

Simon Singh es escritor científico y periodista. Durante varios años trabajó en la BBC como productor de televisión para la realización de documentales.

En el campo de la literatura está lleno de escritores o poetas que para escribir un libro consideran dos o más cuentos, y de forma paralela derivan su relato de la síntesis de estos cuentos. Y lo mismo hizo Simon Singh con el libro: el periodista según el concepto que hay algo único sobre la teoría del Big Bang con la cientificidad más rigurosa investigó lo que habría sido la creación del mundo. En este libro se dedicó a la búsqueda de los hombres que revelaban el origen misterioso del universo y de manera emblemática generalizó con dos relatos equidistantes: estas historias tomadas en consideración por parte de Simon Singh aunque si son en armonía entre sí se entrelazan con considerable importancia. Y si por una parte aclaran persuasiones ya adquiridas por otro lado dejan abiertos los problemas del pasado.
La primera narración larga mil millones de años fue la que nació de una explosión: considerando cualquier disertación sobre el origen del universo y los que escribieron la historia a partir de un primer esquema cosmológico perteneciente al siglo pasado se inspiró a la teoría de la relatividad de Albert Einstein. En otras palabras, a partir de una síntesis pragmática impresionó que el universo nació de una "gande explosión" conocida como el Big Bang. […] En la referencia del secundo cuento, manteniendo la representación científica con la que los autores describen la creación, los tiempos son mucho más cortos; sin embargo lleva una temática más compleja donde el contexto en su propósito recibió considerables discusiones: a partir de este segundo ejemplo del universo se abrió un nuevo escenario porque había quienes creían que el Cosmos nunca tuvo comienzo y mucho menos puede llegar a su fin, algo que hizo pensar que además de ser inmortal también era inmutable en el tiempo.
De estos dos sistemas del universo con los cuales se basó el periodista científico a lo largo de los años la única polémica fue la de los telescopios por qué año tras año se han ido perfeccionando y fueron cada vez más potentes y precisos: estas herramientas de trabajo de vanguardia, además de profundizar los análisis teóricos descubiertos por casualidad, revelaron un rastro fósil que se remonta a la explosión primordial. Por lo tanto, con el tiempo, la acumulación de datos que los telescopios continuaron registrando a la ciencia moderna mostró que entre los dos ejemplos del universo considerados para la creación del mundo el "Big Bang" podría haber sido el modelo más creíble.

Que el universo nació de una explosión y la expansión del cosmos que se generó dio lugar a la formación de galaxias y estrellas sigue siendo una tesis que hoy es adoptada por científicos, astrónomos y cosmólogos. Simon Singh al resumir las enciclopedias que relatan la teoría de la relatividad recordó grandes escritos científicos como Stephen Hawking. Volvió a dilucidar personas que fueron los protagonistas directos del universo por qué los mismos científicos remontándose al origen han desvelado el misterio, per ejemplo: Fred Hoyle que dio el nombre al modelo del universo que desde miles de millones de años dura, y también es verdad que siempre Fred Hoyle sobre la doctrina del Big Bang se convirtió en un oponente inflexible; evocó la fama de dos personas que en relación a la relativida de Albert Einstein fueron impresionantes, por que las ecuaciones de Albert Einstein la examinaron y sacaron el modelo más conocido, es decir el nombre de Alexandre Friedman, meteorólogo soviético, y el nombre de Georges Lemaître, este otro matemático y sacerdote belga.
Además, al resumir este apasionante acontecimiento, Simón hizo el libro observándolo desde una perspectiva personal: el periodista se sumergió en hechos históricos y científicos con la misma curiosidad y deseo de saber que los lectores perciben. Con gran franquezaa ha recorrido la genialidad de las personas que descifraron los misterios del Big Bang. El libro fue adornado con ilustraciones que se relacionan entre sí. Explica cuáles eran los supuestos, así como las posibles representaciones intelectuales que resumía una serie de conocimientos que podrían ser prospectado en ancha escal. Singh relatando el Big Bang dio énfasis a experimentos con los que se construyó definitivamente la teoría del origen del universo. Y la fase inicial de una historia larga trece mil setecientos millones de años logró ser inusualmente explícita y fácil de entender.

R: Nessuno sa di noi - Simona Sparaco

Como otros libros de la autora es una ficción bien curada. El volumen no es de ninguna manera fluido para leer, pero fue escrito con gran diligencia: expreso esto sin unirme a la masa de lectores que habrán colmado de cumplidos a la escritora romana. El tema tiende ser femenino y se aleja de mis intereses de lectura, aunque si debo admitir que la primera parte me dio a meditar.

¿Durante las primeras decenas de páginas asimilé un sentimiento de culpa por parte de la protagonista?, pero luego me di cuenta que el tema es bastante femenino. El afecto familiar está vigente. Y la protagonista durante ese período estaba experimentando la necesidad de convertirse en padres: una necesidad que dentro de un sistema complejo como el nuestro tiene derecho a exteriorizarse, probablemente para vivir un poco mejor. Tal vez para vivir un poco más en armonía con la sociedad en la que vivimos.
Desde mi punto de vista Simona Sparaco abordó una necesidad estrictamente femenina, aunque si el tema de ser padres debería involucrar tanto la figura masculina como la femenina. Luce es la protagonista principal del cuento. Es ella quien siente la necesidad de maternidad. Como toda la futura madre su conciencia quiere ir al fondo de sus razones: sin embargo Luce quiere el amor de un niño, pero en su interior busca el reflejo del amor que su abuela tenía con ella. Así que el libro podría volverse también en psicológico donde juegas el saber de personas mayores.
Luce ha vivido ya un tercio de vida. Es una mujer en busca de su serenidad. Una mujer en busca de cuál sería su futuro. Una situación que de persona adulta lo mejor hubiera sido una referencia emocional: no para volverse cínico, pero esta necesidad emocional de la protagonista da la sensación que es la autora que necesita el deseo de maternidad. Ni siquiera está claro si Luce es el alter ego de Simona Sparaco. Además trasluce la figura de una cristiana fiel, a veces practicante, pero podría ser siempre la autora romana que se ha identificado tanto en el personaje narrado hasta el punto de reflejar su manera de ser.

El drama de la historia contada y el concepto de un libro psicológico donde Luce quiere y desea afectos familiares se resalta cuando el niño puede tener anomalías físicas. La autora encarna la necesidad de maternidad de su personaje. Entonces Luce no da importancia a las complicaciones de los nueve meses de embarazo, porque lo que más quiere es hacer sentir bien a las que nacen. Quiere dar a su hijo tranquilidad y una familia. No hacerlo sentir diferente frentes los demás niños. [...] Sin embargo, las expectativas de la futura madre se desilusionan: Luce de esa circunstancia habrá que interrumpir el embarazo. Se siente una mujer abatida y le hubiera gustado tener la propria madre a su lado. Incluso percibía la presencia materna, pero era un espejismo debido a tanto tormento mental. Ya era convencida de abortar: a partir de ese momento el deseo de maternidad se transformó en un sueño destrozado que deja una cicatriz imborrable a todas las mujeres.

Dove nascono le stelle - Margherita Hack

Recordar a Margherita Hack (Florencia, 1922 - Trieste, 2013) a la mente viene la figura una gran astrofísica, directora del observatorio astronómico de Trieste y ex divulgadora científica: trabajó para observatorios europeos y americanos, además de esto trabajó también con la agencia espacial ESA. Un científico que estudió el cielo durante sesenta años o más. Un escritor que se basó en la investigación publicando buena parte de textos universitarios. Pero Margherita Hack fue también una tierna abuela que hablava con sus amigos recordando que de niña aprendió a leer en el libro de Pinocho, o si tenía que referirse a algún personaje pensaba que era un poco Don Quijote.
En este libro la astrofísica guía un itinerario espacial. Desde nuestro planeta nos llevará a una distancia de más de 13 mil millones de años luz para reconstruir la evolución del Cosmos, y la posterior formación de aglomeraciones de estrellas, que junto a la materia durante la expansión se extendió ampliamente en los espacios interestelares. De una manera sencilla Margherita Hack hace comprender al lector que todo lo que existe en la Tierra nació de los elementos presentes en todo el universo; para aquellos que son nuevos en la disciplina, por extraño que parezca, el divulgador explica que personas u objetos de uso común tienen los mismos componentes químicos que los cuerpos celestes como per ejemplo: carbono, hidrógeno, oxígeno y nitrógeno. A la vez el libro fue decorado con fotografías coloridas, y hizo inteligible lo que podría exhibir dificultades de comprensión, hasta que la historia de la evolución del universo se convierte en una narrativa que atrae a niños y adultos.

El cuento no es solo una narrativa científica que se simplificó a la mejor manera posible. Su contexto brilla con preguntas y respuestas que interceden a la explosión primordial. Aclara muchas dudas sobre el estudio del cielo. El texto mientras avanzas responde las diferentes preguntas, por ejemplo: ¿la temperatura y la vida restante del sol?; como ex astrofísico interactúa sobre la presencia de agua que telescopios y sondas espaciales observaron en Marte, planteando la emblemática pregunta si ¿el descubrimiento de este líquido en el planeta rojo podría significar alguna forma de vida elemental?; ¿en todo el universo la raza humana o animal es la única forma de vida inteligente?, etc.
La astrofísica con la tenacidad que mantuvo durante una vida de estudio y trabajo familiariza la observación de los cuerpos celestes y para los novatos el cielo no tendrá más secretos. Proyectada en el espacio Margherita Hack atraviesa metafóricamente el cielo a la velocidad de la luz: desde esta trayectoria temporal adversa, que va desde la vida terrestre hasta los quarks, se acerca al origen del universo. No solo eso, continúa contando lo que hay antes de estrellas y galaxias para ir a lo que se conoce con el nombre Big Bang. Es decir la famosa explosión que según los cosmólogos hace trece mil setecientos millones de años dio lugar a la formación de galaxias y cuerpos celestes. Retrocediendo en el tiempo hasta el Big Bang llega al momento de la fase inicial cuando en el cosmos no existían fuentes de luz: a partir de este contexto, explica lo que fue la "edad oscura" y centrándose en el punto más antiguo donde la historia de la astronomía pudo investigar recuerda que en el espacio un gas comenzó a extenderse uniformemente. Entonces de ese remoto período la autora materializa que con el pasar miles de millones de años se produjo el nacimiento de estrellas y galaxias.

Al narrar la observación del sistema solar la autora comenta: asteroides y cometas; contempla los agujeros negros y la materia oscura; explica cómo se puede medir la distancia a una estrella; penetra en nebulosas ricas de gas y otros compuestos; sintetiza fácilmente los brazos espirales de las galaxias para dar luego una explicación de lo que sucede cuando dos galaxias chocan. Hace comprender al lector que son las estrellas que dan lugar a los elementos necesarios para la formación de planetas, cualquier forma de vida inteligente, u no inteligente.
En conclusión, como referencia objetiva, Margherita Hack parte de la presencia física de personas u objetos. Con un viaje en el tiempo llega al Big Bang: la expansión que ha permitido la creación de galaxias; estrellas dentro de las galaxias. Eentonces la formación de los elementos que rodea a la humanidad. Tal cosa parece una convención inventada que aludde un pensamiento pragmático. Pero partir de un análisis existencialista dilucidó por enésima vez que ¡somos el resultado de la evolución! Con otras palabras, somos los que tenemos capacidad de comprender el universo! Y por esta misma razon al final de una vida el Cosmos deberíamos haberlo conocido simplemente por su eficacia.

Storie di ordinaria follia - Charles Bukowski

El libro "Storie di ordinaria follia" es parte de una colección de Charles Bukowski: una narrativa estadounidense típica los años treinta. Los borradores están escritos casi exclusivamente en clave autobiográfica y incluyen cerca sesenta historias que oscilan entre: alcohol, mujeres, sexo, carreras de caballos, la vida salvaje del mismo con cincuenta años sin trabajo fijo. Son muchas historias cocrtas y fueron publicadas por primera vez en 1972.

En cierto sentido los personajes de Bukowski quisieran representar el preámbulo de la población estadounidense después de la crisis del 29: personas que para acomodarse a ese período oscuro intentaron dar lo mejor que pudieron, aunque si luego la misma población no encontró mucho espacio en el resurgimiento de la sociedad estadounidense. Según la lógica del narrador los relatos del libro se condensan en monólogo entre los diferentes alter egos del escritor y sus personajes; casualmente o por voluntad, en todos los libros del autor entre los personajes es constante el uso continuo del cuerpo hembra.
Leer un libro de Charles Bukowski o leer una docena no hace mucha diferencia. Sus historias pueden también destacarse entre sí pero el círculo vicioso del autor sigue siendo el alcol y el sexo. O cuando el tema del sexo difiere es porque en esta hipótesis particular los hombres pueden convertirse en víctimas de las mujeres: gente explotada tal vez por dinero, o quizás solo por fama. Sin embargo, hay también ocasiones más agradables, donde se busca al hombre solo para momentos de placer. Después de todo los cuentos del libro siguen siendo historias de ignorancia. Charles Bukowski frente otros escritores es asiduamente superficial: el período de su referencia debió ser floreciente y compensó los textos con la agregación de prostitutas; vagabundos; clochards; hombres comunes o inútiles que de alguna manera intentaron ganar el día para gastarse el dinero largo la noche.

Il mio infinito - Margherita Hack

El texto es una pequeña descripción general de la historia de la física. No es una verdaderoa y propiaa reflexión. Entonces el título puede resultar ilusorio y el lector tiene la sensación de leer un libro instructivo, simplificado, y basado en temas de astrofísica que incluye un período que va desde la antigüedad hasta la actualidad.
El volumen fue escrito con sencillez y gran claridad de lenguaje: recordando que el cielo fue observado desde Homo sapiens, hombres comunes y sobre todo por científicos que intentaron entender sus mecanismos, la autora no niega las invasiones que se produjeron por parte de la iglesia y los nefastos resultados que vinieron de los sacerdotes. En esta historia Margherita Hack explica cuáles eran las nuevas preguntas, cuáles de las viejas respuestas entraron en crisis. Asegurándo que la capacidad del hombre en leer y descubrir el cielo a lo largo del tiempo ha refinado solo su conocimiento.

El libro "Il mio infinito" en parte es una doble mirada a la historia del cielo. La autora aunque si podría haber estado fascinada por el mensaje evangelio por qué es parte de la historia de la astrofísica, sabe muy bien que la religión y la ciencia nunca pueden llevarse bien. La iglesia hubiera querido hacer creer a las personas que el cielo era la sede de dios. Pero las explicaciones científicas a lo largo del tiempo han evolucionado y perfeccionado: las mismas interpretaciones científicas se han ido alternando constantemente con las teológicas, y han llevado la representación dictada por la fe hacia la derrota.
Queda claro que el misterio del infinito es mucho más complicado que la historia de dios. Como recordaba Margherita Hack (1922 - 2013): "Hacia el cielo la claridad le las burlas y la diferencia que se ha sabido la hicieron los instrumentos de investigación". Sin embargo quedan sin respuesta algunas preguntas casi metafísicas. La sociedad humana es parte de la historia de las mismas observaciones. Sigue que las distintas suposiciones sobre el nacimiento del universo han dejado muchas incertidumbres sobre el por qué existe la vida: al respecto nunca se tenía una explicación compartida y exhaustiva. La ciencia investiga a fondo las causas pequeñas y grandes de lo que existe, pero no por qué existe. Por otro lado, los religiosos hubieran querido la reclamación y atribuir respuestas que ni siquiera la ciencia supo dar: con este propósito los religiosos se aprovechan de experimentos que no tienen que ver con los instrumentos de investigación científico, y las pruebas que exhibieron estos religiosos fueron representadas por las manos de ello que se autodenomina el divino representante.

En conclusión, el libro es mucho más detallado de lo que se menciona en este comentario. Como cree la autora Margherita Hack: la serie de normas dictadas por cada religión que reflejaban ideas y obsesiones de una clase que se autodenominaba intermediaria entre la divinidad y los hombres podía formar parte de la "casta sacerdotal". Mientras las representaciones del universo desarrolladas por los científicos en tiempos pasados podrían considerarse también arbitrarias, pero en cualquier caso eran menos infantiles que imaginar de haber un "padre", es decir el padre eterno que creó todo.

El tercer reich - Roberto Bolaño

El tercer Reich fue publicado desde la editorial española Anagama y forma parte de la colección «Narrativas hispánicas». La novela es la undécima, Es póstuma a la muerte del escritor Roberto Bolaño, fallecido a los 50 años en medio de lo que debería ser su vida creativa.
Roberto no era nuevo con el acentuar un abuso de lectura y el título del libro, aludiendo al tercer imperio de Alemania, habría querido hacer referencia a lo que se ha conocido de una Alemania nazi (esto para el mismo escritor); fue algo secundario, pero ha sido un tema que el escritor chileno tenía un amplio conocimiento histórico. En su propia bibliografía quiso retomar el concepto de nazismo en varias ocasiones: en los años que estuvo vivo escribió novelas afines como "La literatura nazi en América", u tal vez el mismo concepto de nazismo quiso entenderlo con la novela "Estrella distante".

Inicialmente el libro se escribió a mano y en varios cuadernos alrededor de 1989. Luego con 362 hojas se reescribió a máquina y se corrigió nuevamente a mano en varios puntos. Hasta que en 1995 Roberto Bolaño (1953-2003) compró su primera computadora y ha mecanografiado unas sesenta páginas: cosa que hizo pensar que la novela probablemente había decidido publicarla.
La elaboración de este libro tiene lugar principalmente en el hotel Del Mar. Un pueblo turístico de la Costa Brava. Y se basa fundamentalmente en juegos de guerra, videojuegos, algo que el mismo escritor quedó bastante fascinado. El escritor estaba interesado en el conocer. Tanto es que en el último período a pesar de estar enfermo y destinado a morir en el interior del hospital donde decidió ser internado logró mantener una ironía acre, un cierto interés por largos debates, como largas conversaciones con amigos y conocidos. El contenido está escrito en primera persona y se puede entender que Roberto quiso extenderlo por escrito como una agenda personal durante un período que fluctuó del 20 de agosto al 30 de septiembre. No especificó el año. Pero según el escritor el libro se terminó con ocho textos que fueron escritos con el estilo de una prosa poética.

El protagonista es el joven alemán Udo Berger. Una persona que decide pasar su primera vacaciones de verano con la pareja Ingeborg. En una zona turística de Cataluña: mismo ayuntamiento donde el escritor decidió quedarse cuando estaba vivo. Se trata de un pueblo de la Costa Brava donde el protagonista Udo Berger solía ir con su familia cuando era niño.
Udo a pesar de haber ido a un lugar de vacaciones para disfrutar del mar prefiere quedarse dentro de la casa en manera de estudiar y mejorar las estrategias del juego: como sujeto goza de buena salud y es económicamente independiente, mientras en su país con los juegos de guerra es un campeón. Durante estas vacaciones conoce a una pareja de alemanes, Ciarli y Anna, con quienes familiarizarán lugares poco frecuentados por los turistas: esta pareja de amigos hace conocer personas con reputación sospechosa como el Lobo, Cordero, y el Quemado: este último, en la narrativa es una de las muchas facetas de Roberto, una divergencia que el escritor chileno no era nuevo al manifestarse así logrando exponer figuras inventadas en las que supo identificarse.

Quemado trabaja en la playa que se ve desde la casa de Udo. Alquila camas de playa. Es un personaje solitario, misterioso, también visto con una imagen sospechosa debido a la mala apariencia externa porqué poco curada. En un cierto momento nace un conflicto: largo la narrativa es manifestado entre los dos, donde Roberto como personaje tiene una verdadera obsesión por ese juego, y donde para ganar El Tercer Reich puede prevalecer sólo la solución de un enigma secreto. En cierto modo el monólogo encuentra solución con la retirada de la violencia solo cuando la figura de Quemado derrota al campeón Udo.
Aunque si coherente, es evidente que el libro se divide en dos o más partes que podrían haberse diferenciado entre sí. Y en general, en esta batalla de fantasia, Roberto se ve obligado a superar la muerte, el asesinato o el suicidio de un amigo que conoció durante las vacaciones. Tanto que Udo mismo se siente obligado a llamar a su jefe y comprometió el final de los días de vacaciones. Además, en el hotel donde se centra la historia, Udo se encuentra en conflicto con los dueños: desde que era un niño, cada vez que se iba de vacaciones con sus padres, estos gerentes siempre han despertado un oscuro interés. Pero la diferencia de cuando Udo fue la última vez, ha sido que la esposa que dirigía el hotel sirvió como pieza de juego para El Tercer Reich, mientras el esposo que estaba a punto de morir y encerrado en un cuarto medio oscuro, era uno de los pocos que podía hablarle del nazismo y entenderlo como persona; sgún el narrado, el marido no deseaba ver ningún cliente, pero Udo se opuso a lo que quería la dueña y poco antes de terminar las vacaciones decidió ingresar a la habitación donde permaneció aislado para hablar con él del nazismo.

R: Il tifone di Galveston - Erik Larson

Como menciona el título del libro se puede adivinar fácilmente su trama: la versión escrita aunque si vinculada a una página de la historia de Estados Unidos insinúa algo que preocupa en los días de hoy. Debido al efecto invernadero, el derretimiento del hielo, el levantar de las temperaturas, la meteorología está muy ocupada. Previniendo cualquier catástrofe natural, ya que podrían ocurrir eventos catastróficos sin precedentes.

El libro no es nada difícil de leer, incluso para aquellas personas que tienen pereza al hojear las páginas de cualquier volumen escrito. Mucho menos dibuja un contexto difícil de seguir o desafiante para su análisis. Es un libro de biblioteca simple, que se puede leer en el tiempo libre.
Al igual que otros libros históricos relacionados a Estados Unidos, se centra exclusivamente sobre el desastre ambiental que ocurrió en Galveston: posiblemente el compromiso real con los cientos de páginas escritas fue para el autor Erik Larson que decidió de imprimirlo. La narrativa se concentra con el huracán que golpeó ese lugar. Devuelve una una descripción geográfica de la riqueza anterior que existía en el puerto de la zona, hasta describir lo que en Galveston quedó de ese remoto período y despues del pasaje del huracán más terrible de la historia.

Del resto e di me stesso - José Saramago

Es la primera vez que leo un libro de José Saramago, aunque tuve un primer acercamiento con el escritor portugués hace años cuando me encontré para trabajar en el hotel Fataga de Las Palmas, Gran Canaria, lugar donde murió el escritor en 2010. El libro está lleno de capítulos que son desconcertantemente breves. Muchos de ellos son títulos atribuidos a relatos imaginativos, pero si se analizan por sí recogen cuál era la perspectiva de la vida del escritor Josè Saramago.
Queriendo atribuir un adjetivo al libro "Del resto e di me stesso" diría que es introspectivo: desde este punto de vista, al leer el libro el lector asimila la cultura que el autor tiene enfrentado otros escritores portugueses. Dibuja paisajes o cosas imaginarias, que según el autor se mencionan para construir la estructura del libro. Cuando por otro lado el mismo supuesto está confirmando la propia capacidad como escritor: ya que podría ser un libro introspectivo y prematuro, en su controversia, Del resto y di me stesso podría titularse Lo qué será de mí. Juega mucho con el léxico y la ambigüedad que se puede atribuir a algunas palabras. Todo esto lo hace con historias, cosas o paisajes imaginarios.

En conclusión, a pesar de ser un libro escrito a través de su imaginación, editado con cierta calma y reflexión ante cosas que a veces ni siquiera existen, se percibe que el periodista y crítico Josè Saramago se nutre indirectamente del ansia que en el año 1998 le hizo ganar el Premio Nobel le Literatura.

Prima del big bang - di Igor Bogdanov e Grichka Bogdanov

Los dos hermanos franceses son buenos comunicadores televisivos y escritores de ciencia ficción. Cosa que está última capacidad pone en luz la habilidad de cómo decidieron terminar la redacción del libro: desde la perspectiva de ellos, la conclusión del volumen que enfrenta el origen del universo deja una puerta abierta ya que el universo y su movimiento tienen un tiempo notablemente largo. Y retroceder hasta el origen de la creación significaría traspasar los objetivos alcanzados por parte de la física y poder entender su fracaso. Es precisamente a través de esta premisa (resaltada por el título del libro: Prima del Big Bang: L'origine dell'universo) que se entiende claramente que los dos hermanos franceses, además de comunicadores de ciencia, son también buenos escritores de ciencia ficción. En otras palabras, el punto de vista de los escritores se destaca gracias a su teoría, y la verdad del origen del universo lo averiguaremos sólo a largo plazo.

En conclusión, para evaluar un libro como este hay que ser cínico e irónico al mismo tiempo. 'Prima del Big Bang: L'origine dell'universo' fue posible gracias a mucha dedicación: repasando el trabajo y las experiencias realizadas por los antecesores, hay que decir que el libro deja algunas áreas de sombra. Sin embargo, a pesar de algunas escaseces, el volumen tiene un título muy popular y no puede volverse como poco ininteligible. Es suficientemente detallado por que explica el origen del universo como el enfoque de ellos. Y de ahí, se percibe el mérito que los demás han atribuido a éstos hermanos.

L'urlo e il furore - William Faulkner

Regla que se aplica a la mayoría de los escritos del autor, incluso esta obra en cierto modo es una narrativa típica estadounidense, reflejada a los personajes sureños de Estados Unidos. Lugar donde el escritor pasó su niñez y existencia: de esta novela, si se tiene en cuenta el período que William Faulkner comenzó a tener problema de alcohol, podría resultar comprensible que el autor el alcoholismo ya lo conociera hace tiempo. Como también creía el autor es evidente que el título "L'urlo e il furore" no tiene que ver con la historia de la narración. Independientemente de los títulos atribuidos a las novelas, el escritor debutando inicialmente como poeta y después con solo veintinueve años como escritor de diferentes bocetos narrativos no podía haber dejado duda de su talento literal, que en 1949 lo había llevado a obtener el Premio Nobel para la literatura.

La obra está compuesta en cuatro partes. Algo relacionadas entre sí, pero con una versión escrita que varía entre los títulos mismos.
Según el prefacio, el primer relato debe reflejar la incapacidad de un chico de treinta y tres años. Todavía cuando se lee el párrafo hay un recurso abundante al diálogo, donde prevalece el discurso de un pequeño grupo de niños o a veces las mismas quejas y llantos de estos niños: en esta primera historia asimilé un problema básico que el autor habría podido enmascarar en dos maneras. Por ejemplo: al contexto del texto agregar un diálogo de varias personas para disipar cualquier problema antecedente, de lo contrario pudo haber extendido una prosa bien escrita que alude al profesionalismo literal solamente.
A la segunda historia se podría reconocer el placer de la lectura: dicho eso, se entiende también un borrador ya impreso que sin embargo debería ser reescrito para mejorarlo.
El tercer cuento es una historia que avanzó en su propósito. Ya no hay quejas, ni llantos infantiles. Por qué la narrativa es más contundente frente un contexto económico y no caprichoso: incluso en este capítulo la historia no es interesante, y probablemente la narrativa debería reescribirse. Pero el eventual leído traducido al italiano sigue siendo una traducción bastante fluida, que devuelve un gusto agradable a la lecutua.
Para concluir la historia del cuarto párrafo es un resumen de los tres capítulos anteriores: al azar ocultan perfectamente problemas de virginidad, por los que el autor inicialmente debería haberse inspirado para escribir el libro, por ejemplo.

R: Mitologia delle costellazioni - Ian Ridpath

La narración de cuentos es una de las más irresistible extremidades humanas. Gran inspiración para la imaginación de un narrador de las estrellas nocturnas. Este libro tiene sus raíces en una serie de guías para observar el cielo, que Ian Ridpath escribió junto con el gran cartógrafo celestial holandés Will Tirion.
Al describir cada constelación, el autor se encontró frente a cuáles eran sus orígenes y cómo los antiguos habían llegado a su personificación mitológica. Los libros de astronomía no contenían respuestas satisfactorias. Otros libros no dieron indicaciones mitológicas en absoluto, o contaron historias que, según descubrió el autor más tarde, no se ajustaban a los originales griegos. Entonces decidió escribir un libro sobre la mitología de las constelaciones. Empresa que resultó ser muy fascinante.

El objetivo de su estudio fue comprender cómo la literatura griega y la latina han informado la percepción de las constelaciones tal como hoy las conocemos: por sorprendente que parezca, las constelaciones del siglo XX reconocidas por la ciencia son esencialmente las de los antiguos griegos, mezcladas y agregadas a la de la era moderna. Con este fin cada vez que fue posible el autor se remonta a las fuentes griegas y latinas originales. Trató de informar las principales variantes de cada mito, identificando a su autor dónde fue el caso. Se entiende que no existe un mito "exacto": frente lo que respecta algunas historias, por los mitólogos hay tantas versiones diferentes. Además aclara lo que no se encontrará en este libro: Ian Ridpath ha tratado de no hacer comparaciones entre las constelaciones griegas, latinas, las imaginadas por otras culturas como la egipcia, hindú o china.
Por mucho que las diferencias puedan ser fascinantes, tal digresión habría llevado demasiado lejos de los objetivos que el autor se había fijado. Por lo tanto en el confuso pantano de especulaciones sobre el origen de las constelaciones no investigó mucho y a fondo: iba a ser una tarea del historiador. Y para decir la verdad habría sido probable que no pudiera encontrar respuestas convincentes, considerando la naturaleza fragmentada de la información que tenían disponible.
Los astrónomos de la antigüedad vieron cada constelación como la personificación de un personaje mitológico o un animal, y no como un área simple del cielo (lo que es la definición dada por los topógrafos y astrónomos de hoy). Al autor le pareció natural ilustrar cada uno de ellos con una figura tomada de una antigua tarjeta celestial: estas tarjetas celestiales en sí mismas son obras de arte. Son los tesoros más elegantes que nos han transmitido los astrónomos del pasado, ya que las constelaciones proporcionan un vínculo muy real con las civilizaciones más antiguas. Y constituyen el legado que nos une a todos cada vez que observamos un cielo nocturno.

R: E=mc² - David Bodanis

Por sí mismo el título: E=mc² explica un poco lo que el autor quería hacer entender sobre el volumen. David Bodanis, profesor de la Universidad de Oxford, en el libro describe la fórmula de la relatividad del físico judío Einstein Albert (1879-1955). La narrativa no es solo el pináculo de la historia biográfica del científico, premio Nobel de física en año 1921. Mucho menos es un libro de física donde Bodanis trata de explicar paso a paso la teoría de la relatividad, que seguramente muchos lectores tendrían dificultades para entender debido a la complejidad. Pero el autor en la manera más simple tomó letras y símbolos matemáticos para resaltar cuáles fueron los descubrimientos científicos más convincentes; la historia en temporada de escuela secundaria podría haber sido aburrida, en cambio, Bodanis en esto libro logró convertirla como un evento fácil de entender.

En este viaje emocionante histórico donde se escribieron enciclopedias enteras para explicar el descubrimiento de la relatividad, sin embargo dividiendo capítulos entre ellos para que los lectores y estudiosos entiendan los subtítulos, el profesor universitario recordó algunos de los personajes famosos y históricos que luego marcharon en torno a la fórmula de Albert Einstein. Con confianza se acercó al significado de la ecuación de Einstein y a partir de una representación sintética explicó el título del libro <i>E = mc²:</i> <i>E</i> que significa energía; el signo <i>=</i> permanece igual al de las matemáticas; el signo <i>M</i> para la masa; la <i>C</i> se basa en la velocidad de la luz, mientras que el número <i>2</i> final lo da como el proceso de expansión, lo que luego devuelve el efecto del producto. En otras palabra, sea el resultado de una cosa vista con una lupa. A partir de aquí, una vez que la ecuación quedó consolidada de cualquier variación, el autor recuerda que fue de apoyó a varias personas para la profundización de cualquier estudio, por ejemplo: Marie Curiese con los primeros experimentos de radioactividad; la estructura del átomo descubierta por Ernest Rutherford; Enrico Fermi que cavó dentro del núcleo del átomo. Y desde Ernest Rutherford y Enrico Fermi hasta a llegar a Lise Meitnerr que percibió la división del átomo, por ejemplo. Todas personas que consecuentemente estudiaron y trabajaron intensamente para lo que habría sido el efecto violento de una bomba química.
Una vez que se narró brevemente la representación de la relatividad y las personas que apoyaron la ecuación hubo una lucha contra el tiempo frente una destrucción mundial imparable: hubo una carrera para desarrollar la bomba atómica. Un acto que habría cambiado el mundo irrevocablemente ya que la energía de masa cuando condensada y concentrada bajo justas circunstancias se balancea como una forma alternativa de masa y destruye todo lo que está cerca de su rango de acción.
La ingeniosidad de la ecuación del científico en manera pragmática quedó demostrada con la destrucción de Hiroshima. Además, antes de alcanzar el efecto catastrófico de la bomba, Bodanis pensando en ciertas circunstancias era inevitable que no recordara los predecesores que apoyaron la fórmula que marcó el siglo XX. Como por ejemplo el nombre de Maxwell, Faraday, y lo del químico francés Lorenzo Antonio Lavoisier; tal vez estas primeras personas no obtuvieron la popularidad que alcanzó Einstein, pero es cierto que al físico son igualmente servidos para intensificar y establecer definitivamente la ecuación: E=mc².

R: Mentre morivo - William Faulkner

¿Ocurre que me pregunto cómo nacen las historias de los autores? Y después de leer algunos libros no encuentro respuesta, me quedo con dudas. Estoy empezando a suponer que tienes que ser propenso a ciertos pasatiempos o profesiones. Será también que en el campo literal la ignorancia fácilmente me lleva a criticar lo que leo, y es una regla válida para todos aquellos que han escrito ríos y ríos de palabras. A pesar de esto, también esta vez, William Faulkner a los ojos del lector se describe como un genio de la imaginación: no tanto con una facultad poética, poetas mejores de él existen en abundancia, conocidos como personas que no son famosas pero que escriben y componen poemas igualmente, especialmente en toda la zona pobre de América Latina donde los jóvenes que viven allí tienen más sueños ocultos que posibilidad de realizar fantasías de estudio. Tal vez el tipico sueño de poder obtener una doctrina, y para la conciencia de personas extranjeras componer poemas solo después de obtener la disciplina justa; expreso esto porque no creo que los golpes de genio vienen desde la nada, a menos que bajo punto de vista selectivo hay una ideología superficial. Por cada cosa dada, podría haber una vocación. Es pero también cierto que cualquier creatividad imaginaria y material trata siempre un largo proceso de aprendizaje.
Obviamente Faulkner como guionista y novelista no dejó ninguna duda de haber tenido un talento literal. Confirmado por un escrito sin restricciones, libre en su contexto, y firme con el momento actual: sobre el autor mismo surgió una controversia con el adjetivo literal, porque las veces que le dijeron que la prosa la escribió literalmente Faulkner no estaba de acuerdo. El pensamiento suyo era de ser solo un escritor. Y en esto campo específico, se hizo la idea clara que para tener una atribución literal sería preferible que el interesado leyera las críticas de los lectores. Entonces, según una entrevista que el autor concedió, dado que él era solo un escritor no podía tener tiempo suficiente para leer las críticas que le habían escrito.
El autor muestra una vez más una capacidad que es indudablemente el resultado de una libertad mental: en el caso de este libro, por haberlo compuesto en menos de dos meses, es comprensible que el talento de escritor sea antes de todos una necesidad para la vida. Probablemente la traducción del libro al italiano deja algo que desear. La versión 'Mientras agonizo' en español podría ser mejor. Pero cuanto a su idea la novela fue bien pensada: el texto es muy libre, si se desea también liberado de la unidad familiar, que en su contexto sería la camisa de la historia. Está lleno de atenciones. Además, el borrador fue escrito con alguna habilidad práctica, y no con una técnica real. Reúne toda una serie de figuras bien unidas, pero que, a la vez, estos componentes se pueden desconectar como si nada hubiera pasado: esto para tener la introducción de la muerte de una madre dentro de una unidad familiar. Desde ese momento, por parte del consorte, hay la necesidad sincera de llevar el cadáver al mismo lugar de su familia.

Todo comienza de la nada. El autor tenía la referencia de un techo en medio de un campo bajo el cual dar espacio a la imaginación; mientras tanto, a lo largo de la narrativa no faltan prosa poética: prosa poética disuelta en la narrativa que recuerda la necesidad primaria de cada individuo. Es decir, agua. La necesidad esencial de beber. O quién sabe, a veces la necesidad de llorar, tal vez por una reminiscencia nostálgica. Por ejemplo:
Cuando era niño, aprendí que el agua lleva un sabor mucho mejor cuando ha estado en un cubo durante un tiempo. Ansiosa, con un sabor que recuerda ligeramente al viento de julio entre los cedros. [...] Y por la noche es mejor. Estaba acostado en la paja siempre, esperando que todos se duerman para levantarme y correr hacia el cubo.

Es retórico reescribirlo, voy a resaltar lo que es incomprensible para mi moralidad atea. Pero me pregunto cómo un gran pensador como el autor pudo ser fiel. Es un comportamiento que no entiendo. En los escritos, a menudo menciona el nombre de dios: algo que hace escribiendo el nombre del supuesto creador con una D mayúscula, como si fuera cristiano devoto. El hecho es que Faulkner en los libros el dios lo venera a menudo, a pesar que con los personajes alude a una burla, por ejemplo:
No digo que sea religioso, pero tengo una conciencia tranquila. Tal vez segura. He hecho algunas tonterías, pero frente aquellos que dicen lo contrario nada de peor o mejor. Y sé que el Señor pensará en mí como cualquier gorrión caído de su nido.

Página tras página mientras se suman los eventos se pone el sujeto femenino que morirá y que inspiró el título del libro. Por ejemplo con el trozo del monólogo:
- ¿Estás enferma, Addie?
- No tengo nada.
- Quédate en la cama un rato. Sabía que no tenías nada. Estás un poco cansada. Descansa por un tiempo.
- No estoy enferma. Me levantaré.
- Quédate un rato. Estás un poco cansada. Duerme un ratito.

Parece bastante evidente que, independientemente de cómo la historia seguiría junto con sus eventos, en este monólogo es propio el autor que habría necesitado descansar: paradójicamente entre los dos sujetos hay una comunicación delirante. Por otro lado, el libro decidió escribirlo en el verano de 1929 en solo seis semanas, durante un período que coincide con el descanso nocturno donde trabajaba por una central eléctrica.
Sin embargo el establo en medio de un campo ni siquiera es la parte introductoria donde empezó la historia, porque en esa casa lo que más influye la serenidad del protagonista era el sonido de una sierra en su interior. Todo se vuelve inherente a la escritura con la que Faulkner pensó de componer el libro. Cada pasaje de episodio a otro, incluso algunos extravagantes, es evidente que fueron expuestos literalmente; también en esta ocasión, William durante una entrevista dijo que la novela fue capaz de escribirla en poco tiempo porque en mente tuvo inmediatamente el concepto de imprimir.
Ya que existe el concepto de muerte el resumen de la novela podría tener una profunda reflexión filosófica: el fin de una vida. Pero este tampoco es el punto, ya que este final demostrará ser un comienzo para el viudo. En el contexto de la narración esta muerte sirve para separarse de la parte introductoria de la historia y para comenzar a desviar junto con el título "Mentre morivo". Es precisamente cuando el protagonista va a cubrir a su compañera acostada en la cama que el consorte se da cuenta de la muerte de su esposa. [...] Desde el momento que en casa hay un cadáver todo se hace más grande. El ruido de la sierra cuando corta troncos de madera se convierte en ruido ensordecedor. En la mente del protagonista comienza a prevalecer como un estado depresivo, donde todas las configuraciones a su alrededor se amplifican. Incluso el olor de heno por él se vuelve repugnante. De ese estado moral desmoralizador percibe la necesidad de llorar que expresará con prosa poética:
El aire muerto, caliente y pálido sopla nuevamente en mi cara. Podía arreglar todo si quisiera, pero el aire no sabe esto. [...] Descansa sobre mí, caliente y muerto. Tocando mi desnudez a través de la ropa. El aire no sabes que significa preocuparse. Yo tampoco sé su sentido. No sé si me preocupa o no, si puedo. Si puedo llorar o si no puedo llorar. Ni siquiera sé si lo intenté o no de llorar. Pero me parece ser una semilla húmeda y perdida en una tierra ciega y ardiente.

Es evidente que el sufrimiento en él era feroz: cuando el ataúd fue listos meterán a su esposa dentro. ¡Pero el marido sabe que durante mucho tiempo no será capaz hablar! Porque, en esa inconstancia donde todo se amplía enormemente, en su mente vio la oscuridad irse: en realidad esta impresión alude a un renacimiento; un sentimiento que puede interpretarse como una afirmación favorable, ya que, como el día que persigue la noche, la oscuridad desvanece con un día nuevo.
Dentro del establo familiar y con la sierra que en uno momento de mal moral hizo un ruido ensordecedor muy pronto se construyó el ataúd para insertar a esta protagonista muerta: no tardaron en completar el tabajo con un último clavo, tanto por la caja de muerto como por la tapa. Fue terminada de construir antes del amanecer de un nuevo día; como lector ocasional, en ese momento leyendo el libro sentí una incomodidad hacia la narrativa, porque en mi propia inconsciencia asociaba el título de la novela con un fracaso moral del protagonista principal. ¿Quién sabe lo que me hubiera gustado leer en las siguientes páginas? Tal vez un tormento visceral por parte del viudo. Y contrario a lo que deduje, este personaje clave en esa ocasión asumió el papel de un hombre de familia. En esa situación se revelará con la única necesidad de reconstruir una vida junto con otra mujer. No hay más forma de delirio mental, tal vez causado por la pérdida de su afecto; no fue nada de lo que pensé desde el principio. No hay forma agonizante por el personaje principal. En cualquier caso, si hoy en día la lectura de ciertos libros se hace solo para leer, o posiblemente para estudiar, existe una cierta imposición para los protagonistas narrados: no por casualidad, de ese período remoto donde la pobreza ciertamente prevaleció, este padre de familia saldrá victorioso al presentarse a la descendencia con una nueva compañera. Sin ocultar que fue él quien robó los dientes a su compañera ciega.
Mientras tanto decidieron poner el difunto dentro la caja de muerto: en esta ocasión el cuerpo del cadáver lo vistió con el vestido de novia, y dentro el ataúd la muerta fue puesta con los pies en lugar de la cabeza para que el vestido no se arrugue. Tenían que ir a Jefferson, un viaje que con un carro habría llevado dos o tres días: inevitablemente, en este otro caso, cuando el camino para llegar al destino comenzó a descender, el ataúd comenzó a escapar del carro. Como si hubiera sido un trineo en la nieve. No pudieron detenerla y dejaron que el ataúd se detuviera solo: con la caja da muerto descubierta, la fallecida estaba allí, volteada a mirar su esposo, con el rostro distorsionado por la ira y la desesperación. Como si estuviera diciendo a su cónyuge: "¡Ve al diablo. Ve al diablo!" Sin embargo, además de ser un cuerpo fallecido, esta provocación infligida por su ex esposa no fue cosa genial al marido. Esta expresión en la cara de la ex compañera lo molestó, incluso si pertenecía a una persona ahora extinta; era consciente que cuando estaba viva su compañera admitió que no había sido una mujer santa, pero a pesar de haberla perdonada por el insulto en el ataúd hizo una imposición de orgullos. Dejando que todos los eventos y situaciones circundantes que ocurrieron no fueron más que una página del pasado para ser reescrita.
Después de todo, en conclusión la narración es algo simple de leer, sin rompecabezas de seguir. O si requiere alguna atención, podría ser con los diálogos de los protagonistas.

R: Fervore di Buenos Aires - Jorge Luis Borges

Por el escritor argentino Fervor de Buenos Aires fue el primer libro de poemas. Y de un poeta de apenas veinticuatro años es considerable como un buen debut.
Como se puede imaginar desde el título y también como ningún autor creía, Fervor de Buenos Aires es la interpretación cariñosa de la capital argentina, donde el tono melancólico de los poemas contrasta con el título del libro: en este sentido no sería un fervor nacido del exterior de una gran ciudad, como el ruido, las luces y los colores de la capital argentina, por ejemplo. De lo contrario, es un ardor interno, algo íntimo que Jorge Luis Borges manifestó con palabras poéticas simples pero de manera intensas.

Desde las controversias de su origen, sabemos que se publicó por primera vez en 1923 de la Imprenta Serrantes. Aparte de eso, el autor Rafael Olea Franco creía que los derechos de autor de las páginas no tenían referencias frente los datos acreditados, a menos que Jorge Luis Borges con la ayuda de su padre fue a pagar la publicación; de otras versiones, la autora Jenny Barros afirma que el escritor argentino no publicó personalmente Fervor de Buenos Aires por que lo dejó a la revista donde trabajó para su próxima publicación. Así que a partir de esta segunda versión, en 1923 cuando Borges se fue a Europa, dejó que la revista Nosotros para la que trabajaba iba a publicar el libro de poemas con el título Fervor de Buenos Aires.
Otros críticos y biógrafos a través de testigos han demostrado lo contrario, ya que el escritor argentino con una carta enviada al poeta y amigo Jacobo Sureda expresó su encanto al querer regresar a América en cuánto todo le parecía débil y podrido: de esta carta enviada a su amigo el 22 de junio de 1921, Borges expresó su deseo de regresar lo antes posible al viejo continente.
En cualquier caso, según Borges, los poemas del libro se concentraron en la totalidad de sus trabajos: «... creo que nunca he estado tan satisfecho como este libro. Siento que todos mis otros trabajos fueron el desarrollo de los temas tocados por primera vez. Siento que toda mi vida ha pasado para poder volver a escribir este libro». Esto con una temática que permanece relacionada siempre con Buenos Aires, sus calles, a las características y sus personajes.
Borges expresa los versos de los poemas en primera persona singular y solo unas pocas veces en plural. Con este libro inmediatamente mostró una conciencia clara frente el trabajo de escritor y poeta. La simplicidad de la prosa alude ser el resultado de una vida de trabajo, cuando el joven poeta tenía poco más de veinte años. Es decir un joven con la capacidad de poder demostrar gran unidad desde el punto de vista de la voz, del tono, sobre el tema como por el léxico: en este sentido, la prosa se deja atribuir fácilmente a un sujeto lírico que manifiesta una pasión por Buenos Aires, cuyos emblemáticos espacios desconocidos, o públicos y privados, en la base de todo están estrechamente vinculados a eventos o circunstancias que son familiares e individuales.

Parece que algunas copias fueron entregadas a amigos, otras fueron dejadas en los abrigos sobre las perchas de la antesala de una revista literaria. El libro nunca ha sido enviado a librerías o críticos. El hecho es que un año después, cuando el escritor argentino regresó a casa, se sorprendió que algunos de los poemas fueron leídos y reseñados. Así que Borgese a partir de ese momento comenzó su carrera con la reputación de poeta.
Aquellos que hoy lo leen o estudian pueden determinar por sí mismos la honorable carrera literaria reconocida. También demostrada por las repetidas versiones impresas. Revisar y luego contar a Borges sería decir una conciencia que habla, ciertamente debida a un rico conocimiento literal: en la querida ciudad natal y lejos de las luces de una ciudad moderna, es desde el dentro del escritor que se abre la imaginería de una urbana burguesa. Su genio metafísico explora el tiempo y el espacio. En absoluto silencio con palabras escritas realiza una representación enigmática y fascinante. No es corrosivo. Y el adepto del autor confía al movimiento literario ultraísmo: todo esto, al mismo tiempo que sobre el libro de poemas los versos acarician los pliegues más secreto con una escritura que se evoca en modo vanguardista.

Vedi tutti

Ultimi post inseriti nel Forum

Nessun post ancora inserito nel Forum

I miei scaffali

  • Finiti (186): Libri che ho finito di leggere
  • GseSro (203): GseSro è l'acronimo di Giuseppe Sirugo, abbreviazione contrassegnata dalle sillabe Gse per nome nativo e Sro riferito al proprio cognome. Lo scaffale oltre a comprendere buona parte dei libri letti in passato include quelli che sono stati recensiti, riassunti o commentati brevemente col medesimo idioma di lettura.

Le mie ricerche salvate

Non vi sono ricerche pubbliche salvate